La Conselleria de Economía Sostenible, Sectores Productivos, Comercio y Trabajo, a través del Ivace, ha iniciado el programa para impulsar la implantación de estaciones de recarga de vehículos eléctricos en la Comunitat. Estas ayudas están dirigidas a entidades y a empresas, tanto grandes como pymes, y tienen de plazo hasta el próximo 8 de marzo para presentar los proyectos. (VER DOCUMENTACIÓN)

Así pues, tal y como publica este martes el Diari Oficial de la Generaliat Valenciana (DOGV), se respaldará el coste de la instalación de estaciones de recarga de vehículos eléctricos, con subvenciones un límite del 40% del coste subvencionable, pudiendo incrementarse en 10 puntos porcentuales en el caso de las ayudas concedidas a pequeñas y medianas empresas o a las actividades no económicas de ayuntamientos, entidades públicas y entidades e instituciones sin ánimo de lucro.

Los proyectos que pueden presentarse son de tres tipos: las estaciones de recarga rápida de acceso público con una potencia eléctrica de 50kW (DC) y de 44 kW (AC), las estaciones de acceso público de recarga semirápida (con una potencia eléctrica disponible superior a los 20 kW en corriente continua o alterna) y para todas aquellas estaciones privadas que den servicio de recarga a vehículos eléctricos, no incluidas en las tipologías anteriores.

Según las estimaciones de Ivace Energía, el ahorro económico anual eléctrico respecto a un vehículo que utiliza combustible convencional está en torno al 60%. Así pues, con 2,5 euros, un vehículo eléctrico recorre 100 km, y si la recarga se realiza en horario nocturno se reduce a un euro. Recorrer esa misma distancia con gasoil supone un coste económico de 5,5 euros aproximadamente.

El transporte es el mayor consumidor de energía en la Comunitat Valenciana, según ha informado la Generalitat. Concentra el 40% de toda la energía que se consume en el territorio, con el agravante de que, en su gran mayoría utiliza como fuente de energía los derivados del petróleo, causantes de la mayoría de los gases contaminantes.

Por ello, se pretende facilitar la transición a un nuevo tipo de movilidad más sostenible en la que adquieran protagonismo las formas de transporte no dependientes de los derivados del petróleo.

Durante el pasado año, el Ivace concedió ayudas para la instalación de 168 puntos de recarga eléctrica en el territorio. Así pues, de acuerdo con los datos del Ivace, estos puntos de recarga evitarán la emisión a la atmósfera de 1.237 toneladas de CO2 al año y, a su vez, permitirán anualmente un ahorro de 450.000 de combustible.

Los puntos de recarga rápida tardan 20 minutos en una recarga del 80%; los puntos denominados semirápidos, necesitan alrededor de 1,5 horas para la recarga; y los puntos de recarga lenta necesitan 6-7 horas aproximadamente para realizar la recarga.

Estas ayudas se enmarcan dentro de las acciones previstas en el Plan de Impulso del Vehículo Eléctrico y Despliegue de la Infraestructura de Recarga elaborado por Ivace Energía.

El Plan establece para 2030 una cuota de mercado del vehículo eléctrico del 25% del total de vehículos vendidos en el territorio. Junto al objetivo de implantación del vehículo eléctrico, el Plan de Impulso del Vehículo Eléctrico recoge también los objetivos en materia de la infraestructura de despliegue de recarga.